Mantenimiento

El mantenimiento es escaso, ya que sólo necesitarás un ligero cepillado con un cepillo de fibras sintéticas una vez al mes para eliminar los posibles restos de hojas que hayan caído en tu jardín y así mantener las fibras erguidas.
Según la cantidad de actividad que se haya realizado sobre la superficie habrá que cepillarlo con mayor o menor frecuencia.

Anualmente recomendamos un fibrilado y un recebado de arena para que así el césped vuelva a lucir como recién instalado.

 

Ahorrarás agua, ya que el césped artificial no necesita las mismas cantidades de agua que el césped natural, únicamente un poco para limpieza ya que el polvo tiende a posarse sobre la superficie del césped, por lo que es aconsejable lavarlo con una manguera durante unos minutos.